Skip to main content

Posts

Showing posts from July, 2016

Knight of Cups (Dir. Terrence Malick, 2015)

Un delirio poético religioso. Eso debe ser lo que tenían en mente los productores de Knight of Cups: secuencias y personajes que aparecen y desaparecen sin más relación que ser parte de los recuerdos y remordimientos de un escritor en Hollywood (interpretado por Christian Bale). Este escritor repite una y otra vez que ha desperdiciado su vida hasta cierto punto. Por qué dice haberla desperdiciado, o en qué sentido la ha recuperado ahora, es algo que queda en el misterio.
Después de ganar la Palma de Oro en Cannes con The Tree of Life (2011), el director estadounidense Terrence Malick parece haber decidido dar rienda suelta a cierta búsqueda religiosa -o metafísica- en sus películas. El problema es que en medio de esa búsqueda la narrativa parece perderse: no son claros los conflictos de los personajes ni las historias que están afrontando; los vemos haciendo reflexiones sobre la vida, la muerte, el perdón, Dios... Pero no llegamos a saber cuál sea la historia en la que están inmersos…

Zoom (Dir. Pedro Morelli, 2015)

Tres personajes inconformes con sus vidas: una diseñadora de muñecas sexuales que quiere un busto más grande, un director de cine buscando dejar las películas de acción, y una modelo que intenta escribir una novela. Sus tres historias se entrecruzan y cada una dependerá de la otra de modos sorprendentes.
El director de esta comedia, Pedro Morelli, logra en la mayor parte de la película que cada uno de los personajes, aunque se encuentren en situaciones que lindan con lo fantástico, se sientan reales y cercanos al espectador.
Un aspecto interesante del filme es que combina la filmación de actores reales con la técnica de animación de rotoscopiado. Esta última técnica se ve siempre que aparece Edward Deacon, el mujeriego y casi castrado director de cine interpretado por Gael García Bernal.

Tickled (Dir. David Farrier & Dylan Reeve, 2016)

Tickled es un documental sobre competencias de cosquillas que deja pensando a quienes lo ven en la locura y la maldad humanas.

David Farree, un periodista neozelandés dedicado a cubrir temas extraños, se interesa por unos videos de jóvenes que hacen competencia de cosquillas y decide escribir a la productora. Para su sorpresa, la productora de los videos, Jane O'Brien, le responde ofendiéndolo por ser homosexual y negándole cualquier tipo de entrevista. Esto hace que David decida llevar adelante una investigación, en la que no sólo encontrará cosquillas, sino fraude, demandas, mentiras y locura.

Farrier logra, con un aparente tema banal, crear un documental lleno de suspenso y momentos chocantes para el espectador. Aunque quizá el final no sea tan contundente como se esperaría.

Algunos subtemas interesantes aparecen en el documental: el gran negocio que es el fetichismo en internet y cómo es posible burlar la ley estadounidense si se cuenta con dinero.